Melchor, Gaspar y Baltazar

83

Rocío Martínez Preciado.

Los 3 reyes magos son la magia de cada año no sólo para chicos, sino también para grandes. 

Contemplo el desfile en mi ciudad Irapuato, que es muy tradicional, y veo las caras del papá o mamá unidos con sus hijos y esa sonrisa, ese brillo en sus ojos, es mágico porque lo provocaron la magia de los Reyes.

Todos los grandes nos ponemos a recordar nuestro pasado de niños y nos transportamos a lo que nos trajeron esos Reyes Magos: esos juguetes que tanta ilusión provocaban desde que hacíamos esa carta plasmando lo deseado.

Han pasado los años de mi vida y ahora ver a los hijos de mis hijos cómo cuentan los días ue faltan para su llegada, me envuelve en esa magia.

Si ellos son felices yo lo soy. Y siempre haciéndoles hincapié en que no pidan muchos juguetes a los Reyes Magos, que recuerden que existen muchos niños y que se debe compartir . “Todos los niños del mundo deben tener la magia de los Reyes”.

 ¿Sabes la importancia de la magia de un rey mago? Llega al más escondido de los rincones encontrando al más humilde niño; así como ellos encontraron a Jesús en un pesebre. Es esa magia tan fabulosa de “dar, ofrecer y amar” que llevaron a ese hermoso niño Jesús.

Un 6 de Enero tú y yo podemos convertirnos en un Rey Mago. Y no sólo un 6 de Enero y no sólo dando los niños de nuestra familia, podemos ser Rey Mago ¡Todo el año! Nos espera mucha gente qué necesita de nuestra magia. En los asilos de ancianos esas personas que ya son como niños y a veces también sin dientes y frágiles, ellas nos esperan para visitarlas y llevarles la magia de la compañía del amor de “aquí estoy contigo y te abrazo”; podemos dar ese regalo de la magia en un hospital y no solo cuando tenemos un conocido y/o familiar internado.

Vayamos a visitar ese hospital llevando alimento, ánimo y sonrisas a esos enfermos y un abrazo a doctores y personal que trabaja ahí, dando la magia del amor; cuando vayamos por la calle encontraremos mucha gente ávida de ilusiones; veremos en el autobús una señora embarazada, ayudémosla a arropar a ese bebé que lleva en su vientre, cederle el asiento, porque ¿cuántas veces las vemos y nos da igual el que vaya parada o cargada con bolsas?, muchas veces somos tan fríos e indiferentes “La magia de un rey mago” es hermosa, inmensa ¡Te invito a que nos transformemos en Rey Mago!

Comencemos día a día a desaparecer el enojo ante las cosas tan insignificantes; al estar enojados  lastimamos a la gente que nos rodea; ¡hagamos magia con la comida! Si tenemos en casa poca comida, aún así, podemos ofrecer un taco alguien que lo necesita. Nos daremos cuenta cómo ese gesto se transformará en mucha más comida porque Dios ¡bendice esas acciones y las multiplica!

¿Que estás triste? Tenemos a nuestro niño o niña interior dentro de cada uno de nosotros, abrázalo y dile:  “Yo estoy aquí para cuidarte, amarte, escucharte y darte paz y alegría” con esa magia del amor por sí mismo. Seremos mejores personas. La magia de un “rey mago” es fabulosa, increíble, majestuosa, hermosa y a la vez sencilla, como la luz de una estrella sobre un pesebre anunciando la llegada del mejor hombre en la Tierra, el que vino a dar su vida por nosotros.

El niño Jesús el nos demostró con ese acto de amor que podemos ser Reyes Magos y convertir Odio en amor, amargura en aliento, tristeza en alegría; tomemos esa luz de la Estrella de Belén e iluminemos nuestra vida y la de la de los demás con nuestra magia de Rey Mago.

 

Dios por Delante 

Rocio Martínez Preciado

Presidenta

Los Planes de Alonso AC

Correo: [email protected]

Cel. 4626058356