Rocío Martínez Preciado

Un tesoro es lo mas preciado que tenemos en la vida, tesoro significa oro, joyas, carros, negocios etc; pero para mi, tesoro es referirme a seis niños que llegaron a mi vida para conocerlos y darme una riqueza de lección de vida.

Me encuentro en Playa del Carmen, la asociación “Los Planes de Alonso” trajo a seis niños y sus madres. También viene Yadira, quien hace dos meses perdió a su hija Diana.

Ariadna de 12 años de edad, padece de parálisis cerebral, su mami la lleva en una carriola, va por todos lados empujando su mas preciada riqueza, su hija. Verlas  a las dos en playa fue lo más hermoso, estando en la orilla del mar el agua las alcanzó, la niña veía con una hermosa sonrisa que pareciera que dijera: “gracias Dios, estoy feliz”.

¡Gracias Dios!, porque observar a esa chiquita, que aún con esa enfermedad tiene tiempo para mostrar una gran sonrisa, no ve como impedimento el no hablar o no caminar, sin duda una lección de vida.

Ángel de 17 años me contó que años atrás jugando futbol, uno de sus rivales le dio una patada muy fuerte en la rodilla, quizás por pertenecer a diferentes equipos o quizás por esa juventud que no permitió la sensatez entrar a sus vidas.

La patada le causó una herida en la tibia, Ángel duro muchos días con dolor, pasaron los meses y brotó una bola en su pierna, se hicieron estudios y resultó tener un tumor de cáncer, un osteosarcoma, es triste y estúpido imaginar como por una falta de respeto al prójimo, llegó a afectar la vida de un joven que comienza su camino y ahora ese camino lo recorrerá con una pierna lastimada, con una prótesis y un alma quebrada por un accidente.

Leonardo de 7 años, es una chispa que con tan sólo verlo caminar irradia una luz de amor. A Leo no importa que le hayan amputado un pie, eso no es obstáculo para caminar, incluso a veces va saltando sobre su pierna, demostrando su grandeza de espíritu y lucha ante las adversidades.

Emilia niña de 8 años es un suspiro de amor, calladita, dulce, su abuela se convirtió en su madre, es la que la cuida ante el abandono de su progenitora. Emilia tiene leucemia, y la enfermedad avanza, estos días en Playa le dan aún más calidez a su ternura.

Ángel Emanuel tiene 6 años, padece distrofia muscular, camina y a ratos se agota, es un niño bello que al conocer su historia te da ternura, es como su nombre, un ángel con alas.

Jhonatan de 16 años; ayer fuimos a bailar en el show del bello hotel que nos hospeda, y era increíble su fortaleza, aunque le falta una pierna por los estragos del cáncer; tuvieron que amputársela, sostenido en una pierna alzaba sus sus manos cargando sus muletas en alto, levantándolas al ritmo de música ¡Su vitalidad es admirable!

Mi tesoro, seis niños, sus madres y la mami de Diana, esa jovencita convertida en ángel son mi tesoro, un tesoro no de monedas, no de joyas, es un tesoro de corazones lastimados por la enfermedad y que el bálsamo es Dios, los está “reparando”, soy afortunada de conocer seres de luz tan llenos de amor. Niños y jóvenes que demuestran que ni la enfermedad detendrá sus caminos.

Mundo, nunca podrás parar porque aunque el mal te lastime, tú también llevas dentro de ti seres bendecidos y ese es tu mejor tesoro, gracias Dios por este nuevo viaje de “Los Planes de Alonso”.

Otra nueva enseñanza, ¡El amor todo lo puede!

Conocer y convivir con niños y jóvenes que van dando una lección a todos a su paso, es mi mejor historia.

Nunca digas no se puede.

Dios por delante.

Rocío Martínez Preciado.

Presidenta

Los Planes de Alonso.

Cel. 4626058359

Correo: [email protected]com

DEJA UN COMENTARIO

comentarios