¿Ya conoces La Holboxeña? Cerveza quintanarroense con alma de coco

Playa del Carmen.-Cuando uno visita Holbox se da cuenta de que es el paraíso y por si eso fuera poco esta isla tiene su propia cerveza, una digna representante quintanarroense, orgullo cervecero para el estado que tiene alma de coco:La Holboxeña.

De acuerdo con Christian Taraborrelli, Socio Fundador de La Holboxeña, esta cerveza nació en la búsqueda de sabores únicos. “Hace 4 años, con mi socio, Sebastian Faletti, comenzamos a experimentar con la fabricacion de cerveza en la cocina de nuestro restaurante Los Peleones, buscabamos hacer algo unico, algo que llamara la atención. Ahí nacio la idea de una cerveza con coco, ya que hasta el momento, es la única en México”.

“Cuando tuvimos una idea concreta, nos dirijimos a un profesional que nos ayudara a perfeccionar la receta. Una vez teniendo una receta pulida y estándar, rentamos los equipos de una fabrica y comenzamos a producir”, explicó a Quinta Fuerza.

También detalló y agradeció:”Para hacer las maquilas, rentamos el equipo de Patito, en Mérida, Gerardo, el gerente, tambien nos ayuda y nos enseña mucho”.

Foto: La Holboxeña
Foto: La Holboxeña

¡A que se te antoja!

Hasta ahora La Holboxeña ofrece la cerveza Porter con Coco con características únicas, tal y como sus creadores deseaban. “Cuando destapas la botella el aroma a coco tostado inunda tu nariz, luego cuando la pruebas, el sabor es sumamente refrescante. Algo que nos encanta, es representar a la bella isla de Holbox, que nos abrió las puertas hace 13 años y nos sigue dando alegrías”.

Pero La Holboxeña no dejará de dar sopresas. “Estamos trabajando en nuevas recetas, muy unicas, pero eso es un super secreto. Como ya te comentaba antes, buscabamos ser unicos y por eso, nos decidimos primero por el coco”.

¿Dónde vive La Holboxeña?

Christian compartió que por el momento el objetivo de esta etiqueta, es conquistar la isla de Holbox y representar muy bien a este destino. “Por eso nos enfocamos en la isla. Ahora un buen amigo está intentando introducirla en Puerto Morelos, pero la logística es un poco complicada”.

Pero amigos de todo el mundo no se pongan tristes porque el fundador de esta marca sí vislumbra que La Holboxeña vaya un día a otras latitudes. “Todavía nos falta para llegar a exportar. Pero algun día, la cerveza que nació en Holbox, estara en todo el mundo”.

Mientras tanto, el entrevistado comparte que el trabajo en torno a la cerveza no para: “Seguimos mejorando y cada vez hay más puntos de venta de La Holboxeña en la isla. También es muy lindo que amigos cerveceros de Cancún (Casa Leva), Playa del Carmen (Chechen y Chaka Brewery) o Puerto Juárez (Puerto Juarez Brewery), nos tengan en cuenta y nos llamen para hacer colaboraciones. Ahí aprendemos mucho más y nos sentimos parte de este mundo increíble de la cerveza. Hace poquito hicimos una cerveza colaborativa ¡Y quedo exquisita!”.

Foto: La Holboxeña
Foto: La Holboxeña

Un pretexto para visitar Holbox

Mientras La Holboxeña llega a otras latitudes, poder probarla es un gran pretexto para visitar Holbox . ¡O puede ser al revés! Visitar Holbox es fabuloso pretexto para probar esta cerveza.

Y es que, cuando uno degusta este delicioso brebaje corre el inminente riesgo de tener mucha satisfacción, como la ha traído también a sus creadores: “Cuando vas caminando por las calles de arena de Holbox y ves a un turista destapando tu cerveza, algo que creaste. ¡Eso es hermoso! Igualmente en las redes sociales, cuando suben fotos o videos y nos menciona gente de todo el mundo. ¡Es espectacular!”.

También te puede interesar: ¿Cannabeer la cerveza cannábica está disponible en Playa del Carmen?

Por último, Christian Taraborrelli extendió un mensaje a las personas: “Primero que nada, quiero invitarlos a disfrutar de la hermosa isla de Holbox, nuestro hogar, un paraíso en la tierra. Con respecto a las cervezas, que no teman probar las artesanales, sí, son más caras, pero requieren mucho trabajo, los mismos dueños descargamos cajas, vendemos, hacemos redes sociales, ¡de todo! Pero el producto es muy bueno y sale con el corazón.  Los esperamos en Holbox, con una chela bien fria y los mejores atardeceres”.