Melania
Melania

El discurso pronunciado por Melania Trump en el pleno de la Convención Nacional Republicana guardó tales similitudes con uno de MichelleObama en 2008 que algunos medios estadounidenses acusaron de “plagio” a la esposa de Donald Trump.

La esposa del magnate fue la estrella de la primera jornada en Cleveland, pero mientras muchos elogiaban su estilo y su porte, otros comparaban palabra por palabra su discurso con el que dio la actual primera dama hace ocho años en la Convención Nacional Demócrata.

Las frases de la discordia pronunciadas por la exmodelo eslovena llegaron al narrar su crianza en la antigua Yugoslavia.

“Desde muy joven, mis padres me inculcaron los valores de que trabajas duro por lo que quieres en la vida, que tu palabra es sagrada y que cumples lo que prometes, que tratas a la gente con respeto”, dijo la esposa del magnate neoyorquino.

Palabras muy parecidas a las de Obama en 2008: “Barack y yo fuimos educados con valores muy similares: que trabajas duro por lo que quieres en la vida, que tu palabra es sagrada y que cumples lo que prometes, que tratas a la gente con dignidad y respeto”.

Melania defendió en un discurso que prometió haber escrito ella misma que esos valores deben transmitirse a los más pequeños para que “los niños en este país sepan que el único límite a sus logros es la fuerza de sus sueños y lo dispuestos que estén a trabajar por ellos”, una frase casi idéntica a la que dijo entonces Michelle Obama.

En otro momento del discurso, la esposa de Trump elogió las virtudes de su padre: “Su integridad, compasión e inteligencia se reflejan hoy en mí y en mi amor a mi familia y a este país”.

Ocho años atrás, Obama había dicho que la “integridad, compasión e inteligencia” de su madre se reflejaban en sus dos hijas.

Una vez terminado el discurso y mientras las primeras acusaciones de plagio florecían por las redes sociales, Donald Trump publicó este mensaje en su cuenta de Twitter: “Ha sido un honor presentar a mi esposa, Melania. Su discurso y su porte han sido increíbles. Muy orgulloso”.

A la vez, la mayoría de medios estadounidense empezaban a hacerse eco de las “sorprendentes similitudes” entre los dos discursos mientras que otros más osados, como la CNN, ya acusaban a la esposa de Trump directamente de “plagio”.

“Por lo menos uno de los párrafos del discurso de Melania Trump es una copia del de Michelle Obama en la Convención Nacional Demócrata de 2008. La comparación de las transcripciones muestra que el discurso de Trump sigue, casi palabra por palabra, al de la Primera Dama”, apuntó el medio estadounidense.

DEFIENDEN DISCURSO 

El director de campaña del aspirante presidencial republicano, Donald Trump, defendió a autenticidad del discurso de su esposa, Melania, en la Convención Republicana.

“No creemos que haya nada en ese discurso que no refleja lo que ella piensa. Las palabras que usó eran personales para ella, lo decimos tranquilamente”, afirmó Paul Manafort en su rueda de prensa matutina de la segunda jornada de la convención, que se celebra en Cleveland (Ohio).

Preguntado por si cree que Melania está siendo injustamente criticada, Manafort dijo que “absolutamente sí” y defendió tajantemente tanto el contenido como la voluntad de la esposa de Trump de hablar ante millones de personas, algo a lo que no está acostumbrada.

“Hizo un trabajo tremendo, fue ella la que vino y nos dijo que quería hablar. Es una persona que no está acostumbrada a hablar en público. Quería que los ciudadanos vieran una parte de Trump que no conocen, porque piensa que es importante que entiendan su lado humano”, consideró.

“Y ella comunicó eso de una manera hermosa y ninguno de estos intentos de destrozar su discurso puede distraer del hecho de que su discurso fue lo más destacado de la convención”, agregó.

Manafort quiso subrayar que “Melania sabía que su discurso iba a ser muy escuchado” por lo que “pensar que iba a hacer algo de lo que el público no se diera cuenta sería absurdo”.

El director de campaña de Trump acusó directamente a la campaña de la virtual candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, de “estar tratando de distorsionar el mensaje” que ayer quiso trasladar Melania.

“Es otro ejemplo de que cuando Clinton está amenazada por una mujer, lo primero que hace es tratar de destruirla”.

Manafort logró zanjar el tema respondiendo de manera concisa y tajante a dos preguntas sobre el tema, y pidió pasar a otros asuntos.

“Creemos que su discurso fue genial. Habló de cómo vino a Estados Unidos, de su historia de persona que migró de la manera correcta de hacerlo, de su amor al país y a su marido, de valores familiares”, señaló.

“Son cosas que son personales para ella y para otra gente, el hecho de que centrarse en que en el discurso haya 50 palabras (parecidas a las de Michelle Obama en 2008), incluyendo artículos y preposiciones, ignora el discurso en sí mismo”, agregó.

Por su parte, el presidente del Comité Nacional Republicano (RNC, la ejecutiva del partido), Reince Priebus, dijo en una entrevista con Bloomberg que a él le parecería “razonable” que hubiera algún despido entre el personal de campaña responsable del discurso.

“Ciertamente, yo no la culpo a ella por nada de eso”, afirmó, para añadir que él todavía no tiene una opinión sobre si había un cierto plagio en su discurso.

El discurso de Melania Trump, que buscaba mostrar el lado más humano de “Donald”, ha quedado eclipsado por la polémica posterior, cuando los medios estadounidenses comenzaron a publicar vídeos en los que podía apreciarse similitudes en algunas frases con el que Michelle Obama pronunció en 2008 en el cónclave demócrata que designó al actual presidente Barack Obama como candidato a la Casa Blanca. (Sin Embargo)

 

DEJA UN COMENTARIO

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí