Supuesto sacerdote drogaba a niñas con “agua bendita” para después violarlas

Colombia.- Germán Restrepo Quintero, quien se hizo pasar por sacerdote, llegó a la iglesia de Jesús de la Buena Esperanza de Cúcuta, en el departamento de Norte de Santander, para abusar de menores de edad a través de un grupo donde ofrecía eucaristía.

Así lo denunciaron algunos familiares de las víctimas, donde explicaron que Restrepo Quintero creó un grupo de semilleros para niñas menores de edad, en el cual, para ingresar, las participantes debían beber “agua bendita”, la cual las drogaba y posteriormente abusaba de ellas.

La madre de una víctima relató a RCN Radio que el supuesto sacerdote utilizaba “un agua de vida (…) muchas de ellas decían que se sentían mareadas y ahí era donde él aprovechaba para abusar de ellas (…) Mi hija fue víctima de este señor y pido justicia. Esto está en manos de la Fiscalía, pido que lo capturen”. Agregó que varias de las víctimas están desestabilizadas emocionalmente.

La diócesis de Cúcuta y la Arquediócesis de Bogotá, al enterarse de este acontecimiento, investigaron a Restrepo y señalaron que no es católico y “nunca ha pertenecido a la iglesia católica”, sino que pertenece a una congregación que se llama CRE, perteneciente a una iglesia ortodoxo-cristiana.

También un colaborador cercano a Germán Restrepo contó RCN Radio que él ha pertenecido a varias iglesias, que ha cambiado varias veces de congregación, saliendo siempre en malos términos de todas ellas.

También te puede interesar: Dos mujeres son detenidas en Estados Unidos por hablar español

Mientras tanto La Fiscalía investiga las denuncias de aquellas víctimas que alzaron la voz tras lo sucedido. Así mismo recordaron que en 2005, Restrepo Quintero fue condenado a 37 meses en prisión por causar daños a la salud; en aquella ocasión por hacerse pasar por médico.

Más noticias de Quintana Roo