Enfermeros suplentes protestan afuera del Hospital General de Cancún

Cancún.- Un grupo de enfermeros suplentes o de incidencias, que cobran por honorarios, se manifestaron afuera del Hospital General “Jesús Kumate” de esta ciudad, para exigir un mejor salario, además de solicitar insumos y equipo protector, para evitar contagiarse con COVID-19.

Los cerca de 50 inconformes sostuvieron cartulinas, pidiéndole al presidente Andrés Manuel López Obrador que les manden cubrebocas, guantes, batas y gorras, además de mejorar su situación salarial.

Gerardo Cruz Gamas indicó que ellos ganan mil 600 pesos quincenales, cantidad insuficiente siquiera para vivir, sin prestaciones, derechos vacacionales o alguna seguridad social, en caso de que enfermen.

Además de tener turnos de 12 horas, en caso que les soliciten doblar turno, deben hacerlo, por unos 170 pesos adicionales, que les pagan al cabo de tres meses, se quejó.

Son cerca de 100 los enfermeros suplentes y en total unos 300 o más cobran únicamente por honorarios, añadió. Todos tienen la misma preparación académica y las mismas responsabilidades que los enfermeros con base.

Otro problema es la falta de insumos y equipo, que los dejan vulnerables a ser contagiados, no solo con COVID-19 ahora, sino también de influenza o tuberculosis, pues este problema data de al menos tres años, indicó.

“Tuve un paciente con tuberculosis y tuve que compartir un cubrebocas con un compañero”, comentó a modo de ejemplo.

La situación no es únicamente en este hospital, o incluso en el estado, sino que es una crisis nacional, pues “el sistema de salud está en una situación deplorable”.

Advirtió que muchos trabajan además en sector privado, al que podrían llevar la infección, o vice versa, considerando que atienden a muchos visitantes nacionales y extranjero.

Los enfermeros señalaron que faltan camas y respiradores suficientes para atender a todos los posibles pacientes de coronavirus, pues esta enfermedad puede generar neumonía, y al no existir todavía medicamentos o vacunas para su tratamiento, se necesitarán de estos respiradores para salvarles la vida a los pacientes.