Familia maya pide ayuda para su hijo, con problemas en el cerebro

José María Morelos.- Una humilde familia de la alcaldía de Sabán pide ayuda a los tres niveles de gobierno y a la comunidad en general para poder atender a su hijo de 12 años, quien quedó con secuelas luego de una enfermedad que tuvo a los seis meses de edad.

Cada ocho meses tienen que trasladarlo a Mérida para ir con el doctor; tan solo la consulta cuesta 800 pesos a lo que hay que agregar los viáticos. El problema es mayor aún debido a que nadie en la familia cuenta con ingresos.

“Tenemos un niño especial de 12 años; una enfermedad le dañó el cerebro y ahora necesitamos el apoyo de los gobiernos federal, estatal y municipal para salir adelante porque somos una familia de escasos recursos, no tenemos ingresos; mi deseo es ver a las autoridades para ver si nos ayudan, porque a mi hijo lo llevamos cada ocho meses a Mérida al neurólogo pediatra, porque solo la consulta cuesta 800 pesos”, lamentó en entrevista Antonio Moo, el angustiado padre de familia.

A la consulta hay que agregar el costo de los medicamentos, así como los viáticos para trasladarse, permanecer allá mientras se acude a la revisión y volver.

Los medicamentos se los daban en el Hospital de Chetumal, pero dado que creció, ahora compran otros que les cuestan 470 pesos cada paquete que le dura 15 días, y cada mes necesitan dos paquetes de estos.

Ha comentado su caso con Delta Moo Arriaga y dice que espera que ella ya le haya informado al gobernador, igualmente, ya metieron una solicitud al DIF para ver si les puede ayudar con alguna despensa por lo menos.

Otro requerimiento para su hijo es un baño especial en su vivienda, para el cual también necesitarían bastantes recursos.

Respecto a si lo han censado o si han ido a Sabán a registrarlo para este censo que ha mencionado el gobierno federal que se hará sobre personas con discapacidad, dice que aún no sabe nada y que nunca le han pedido papeles, porque cree que para hacer eso debería hacerse con documentos oficiales.

Concluye externando su temor como padre, pues quiere garantizar el futuro para su hijo, y dejare por lo menos una vivienda, pero no puede hacerlo ya que lo poco que tienen apenas y le alcanza para comprar medicamentos.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios