Joven playense denuncia su violación y pésimo actuar de las autoridades

Playa del Carmen.- Continúa la lucha de Jimena Longoria, una joven de 27 años que ha salido a denunciar públicamente que fue víctima de violación la noche del domingo en la Colonia Forjadores de Playa del Carmen. Denuncia el pésimo trato de autoridades a las víctimas; exige justicia para su propio caso, pues su agresor está suelto. Y que espera que haya cada vez menos casos de violación y de violencia contra las mujeres.

“Yo sé perfectamente que yo no lo provoqué; sé perfectamente que no es mi culpa; estoy bien; sé muy bien lo que me pasó; y estoy aquí para alzar la voz por esas mujeres que no pueden hacerlo; no es posible que nos quedemos calladas; no es posible que les dé pena alzar la voz; no es posible que, luego de que te ataca un tipo, las autoridades no te atiendan como debería de ser; es increíble su falta de empatía”, señaló en rueda de prensa a la que acudieron diversos medios, luego de que ayer se conociera su caso en un canal de televisión por cable.

Y es que, dice, la manera en que tratan a las mujeres cuando acuden a poner su denuncia sobre violación parece que es una táctica para desanimarlas, para que lo hagan.

“Incluso la médico legista que me atendió en el Ministerio Público, sus preguntas a mí me parecían ofensivas y que no tenían nada que ver con lo que había ocurrido. Sin embargo, yo hice todo el proceso justamente para que cuando yo esté exigiendo no me digan ‘es que te faltó pasar aquí’, ‘es que te faltó la firma’. Yo ya hice todo lo que se tiene que hacer. Quiero las imágenes de este tipo; hay cámaras por el camino donde yo recorrí”, abundó.

Calcula que incluso debe haber unas 10 cámaras que pueden dar evidencia de los hechos.

“Entre casa, negocios, la escuela y están las cámaras de la Policía. Solicitamos estas imágenes para poder dar con este violador que está suelto. Tenemos que ser conscientes que no solo es aquí en Playa del Carmen, está Cancún, Puerto Morelos, Tulum, Puerto Aventuras., todo el estado ¿Cuántas niñas hay allá afuera?. Yo no permito que una persona venga y me destruya, pero, ¿qué pasa con todas aquellas niñas a quienes sí?”, sentenció.

Espera que su denuncia sirva para evitar que más violadores destrocen la vida a niñas pequeñas. “No lo voy a permitir”, expresó.

“LO URGENTE: DETENER AL VIOLADOR”

Remarca que está siguiendo el cauce y que también piensa acudir a la Cdheqroo y a otras instancias a denunciar los malos tratos sufridos en las dependencias, pero su prioridad es hallar a su agresor, sobre todo para que no vuelva a atacar a otra mujer o niña.

Dice haber cooperado con las autoridades, haber dado una descripción del sujeto y que luego de tres días no ve que se haga algo por atrapar a este sujeto.

“Me parece que es demasiado tiempo el que hay que esperar. Yo estoy aquí viva para poder hacer una denuncia pública, pero ¿y las que no pueden hacerlo? No es posible. Yo haré todo lo que tenga que hacer. Son muchos los atropellos que se viven. Lejos de la agresión empieza con la atención y no deberán ser así”, detalló.

Incluso habla de los comentarios que se hicieron en la nota que compartió el canal de televisión por cable, principalmente de hombres, donde ponían en duda su denuncia por el simple hecho de que ella no estaba llorando o no parecía afectada.

“Lamento mucho que estén acostumbrados a ver novelas, y a ver que las mujeres estemos tiradas y escondidas; lamento mucho que tengan esa imagen, no todas somos así; yo no soy así”, aseveró. Y complementa diciendo que respondió todos estos comentarios y que lamenta que incluso mujeres pongan en tela de juicio su denuncia.

Respecto a quién podría ser el agresor, que se ha mencionado que pudiera ser policía, debido a la cercanía de la base, dice que no quiere especular; solo considera que, por su vestimenta, que no estaba sucia, no era una persona de la calle, y que por lo poco que recuerda, era joven de edad.

“No era una persona que al ver su aspecto te echaras a correr”, menciona, no sin antes decir que, de acuerdo a lo vivido, podría asegurar que no es la primera vez que ataca a una mujer, “lo ha hecho otras veces; pues esa violencia y manera de atacar, pues sabía lo que estaba haciendo; pues nunca me quitó las manos del cuello”.

Sobre el apoyo recibido, dice que se ha comunicado con los equipos de varios diputados y que están viendo de qué forma ayudarla a obtener esos videos.

El exhorto, señala, más que para las mujeres, debe ser para los hombres, para que aprendan a respetar, a aceptar un no, y a dejar a las mujeres caminar en paz.

“Que las autoridades hagan su trabajo; a las mujeres a que no se callen; y si estamos vivos tenemos que alzar la voz. No tendrían por qué actuar hasta que haya un cadáver; no tendría yo que ser tan fuerte; la cara que tendrían que estar viendo debería ser la de mi agresor y no la mía”, concluyó.