Donald Trump responde a protestas
Donald Trump responde a protestas

Tras las violentas protestas por el asesinato de George Floyd, Donald Trump ya salió a hablar del tema y causó polémica como casi siempre. Incluso su respuesta, que fue subida de tono, fue marcada por Twitter. Esta es además la segunda vez que dicha red social pone estos mensajes en publicaciones del mandatario norteamericano.

El presidente escribió que los militares iban a ser enviados a la ciudad, para contener la violencia después de tres días de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes, tras la muerte por asfixia de un hombre negro, George Floyd, a manos de la Policía, poco después de ser arrestado.

“Cuando comience el saqueo, comienza el tiroteo. Gracias”, escribió Trump.

Este es el tuit.

Como se puede apreciar Twitter marcó el tuit diciendo que infringe la normas de la red pero como es de interés público lo deja aún en línea.

“Este tuit incumplió las reglas de Twitter relativas a glorificar la violencia. No obstante, Twitter determinó que puede ser de interés público que dicho tuit permanezca accesible”, dice textual el mensaje de la red social.

Trump responde a protestas y es etiquetado por Twitter
Trump responde a protestas y es etiquetado por Twitter

SEGUNDA VEZ

Recordemos que esta es la segunda vez que Twitter pone una advertencia en las publicaciones del presidente de Estados Unidos.

Hace unos cuantos días puso otro mensaje en un tuit donde Trump hablaba del robo de boletas por correo y de lo peligroso que era esto para la democracia. Twitter alertó que el mensaje era mentira.

Essto no ha hecho más que crear una abierta lucha entre Trump y los directivos de la red social. Incluso el político ha amenazado con censurar las redes sociales, a las que acusa de tendenciosas y mentirosas, tal como ha hecho con otros medios antes, como The New York Times.

Te puede interesar: Twitter etiqueta por primera vez “tweet” de Trump como “engañoso”

Habrá que ver en qué terminan tanto la guerra de Trump contra Twitter como las protestas en Mineápolis por la muerte de George Floyd. Esperemos que las palabras del presidente no sean presagio de más violencia en un país que está enojado a causa de una muerte más por racismo.