Confirman que un antiguo delfín ya extinto era un depredador
Confirman que un antiguo delfín ya extinto era un depredador

El delfín es un animal considerado inteligente y hasta adorable. Sin embargo, científicos de Estados Unidos han examinado un esqueleto y descubrieron que había uno que no era tan amigable, de hecho era una ¡un temido depredador de los océanos!

Un grupo de paleontólogos norteamericanos ha recuperado un importante eslabón en la evolución de los mamíferos marinos. Se trata de un esqueleto bien conservado de un delfín extinto les sugirió que esta especie ocupaba hace unos 25 millones de años el nicho en la cadena alimentaria que hoy día asociamos con las orcas.

Los dientes de gran tamaño del “Ankylorhiza tiedemani”, así como un cráneo, columna vertebral y el resto de su estructura ósea que sumaban más de 4.5 metros, le permitían atacar a cualquier otro habitante del mar de su época, determinaron los investigadores en un artículo publicado en la revista científica Current Biology.

Tras los estudios realizados, los científicos lo consideran un depredador alfa del Oligoceno que se encontraba en la cima de la cadena alimenticia, “cazando muy claramente las presas de cuerpo grande”. Es decir, en su tiempo hacía lo que hoy podría ser una orca.

Esta es una de las publicaciones que los paleontólogos compartieron en sus redes sociales, y donde se puede ver el esqueleto que recuperaron y estudiaron, del antiguo delfín depredador.

Como el tuit lo señala, tiene rasgos similares a los que hoy tendría una ballena. Por ello se cree, era un depredador de los océanos, o al menos para ciertas especies más pequeñas.

Aquí te dejamos la imagen en todo su esplendor para que aprecies el esqueleto.

Esqueleto del delfín, antiguo depredador de los océanos

¿Cuando se extenguió este antoguo depredador? Consideran que fue hace unos 23 millones de años. Y de él derivaron tanto los cachalotes asesinos y el delfín de dientes de tiburón.

Te puede interesar: Delfín muere en Holbox a causa de la pesca ilegal

Este esqueleto fue hallado por ahí de 1990. Una de las conclusiones que ha arrojado su estudio es que tanto delfines como ballenas evolucionaron por separado, pero a su vez comparten algunos rasgos similares.

¿Qué te parece? Sin duda que si este ancestro de los delfines existiera, sería poco probable que lo pudieran encerrar en los delfinarios, esos con los que mucha gente no está de acuerdo. ¿No crees?