Diputados del Verde Ecologista ven al Congreso de la Unión como un mercado

CANCÚN, MX.- El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) atraviesa por una fuerte turbulencia en el municipio de Benito Juárez (Cancún), a tal grado que el presidente municipal, Remberto Estrada, salido de este organismo, no será bendecido para buscar la reelección.

Y, como suele ocurrir en la política, los fieles allegados de Remberto  descargan su rabia,  su dolor y frustración fuera de casa. es decir, tiran piedras en el camino para que otros tropiecen.

Conociendo a los “niños verdes”, lo más probable es que en unos días se hagan públicas las razones que llevaron a esta inesperada ruptura que deriva en la determinación de Jorge Emilio González (líder moral) de tumbar del caballo a Remby.

Así ha sido siempre en el Verde Ecologista, quienes quieren un puesto de elección popular, primero deben “consentir” al niño verde, mimarlo, apapacharlo y, sobretodo, cuidar que no haga berrinches porque, ahora lo sabe Remberto, pierden de esta manera.

Pero si de niños hablamos, lógicamente que el niño que gobierna el municipio más importante de Quintana Roo ahora busca desahogar su llanto de alguna forma.

Ya que en su “casa” nadie lo consuela, porque casi todos están consintiendo al niño José de la Peña; Remberto consideró que poniendo el pie a otros, para que caigan, lo haría sentirse mejor.

En este caso, y dado el rumbo que ha tomado la contienda para la presidencia de Benito Juárez, una parvada de tucanes ya tiró las primeras piedras contra el diputado federal José Luis “Chanito” Toledo.

Como es sabido, el legislador quintanarroense es una de las cartas fuertes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para ser el candidato a dicha presidencia municipal.

Pero, aunque no es un hecho, desde la tribuna del Congreso, en San Lázaro, diputados verde-ecologistas ya lo dan por cierto.

Si bien no hay nada de malo en ello, sí es lamentable que una vez más la Tribuna del Congreso de la Unión, lejos de ser utilizada para escuchar propuestas, promover leyes que beneficien a México, por parte de los diputados, la usen para denostar y desprestigiar a una persona en particular.

Cómo si a las millones de personas que son representadas por los 500 diputados en la Cámara baja, les interesará saber con quien sale o está casado uno de ellos.

Por eso me preguntó, ¿los diputados del PVEM cobran por decir chismes de lavadero en la Tribuna del Congreso?

Si la ex diputada federal Gabriela Medrano, dejó las filas del partido, o les hizo “el feo”, es problema que deben resolver en casa, y no levantar falsos que afectan a terceros.

Pero, más pertinente, sería recordar a los diputados del PVEM que el Congreso de la Unión es el corazón de México, y que le merecen respeto. Que no olviden la promesa que hicieron al asumir una curul…

Si no van a tener la capacidad de comportarse respetuosamente en este recinto, entonces que se vayan al mercado de la Merced, o la central de abasto a inventar los chismes que quieran y difamar a quienes les caigan mal.

2 COMENTARIOS

Comments are closed.