Las relaciones humanas en tiempos de WhatsApp

Por Lizzy Santoyo

29
whatsapp

Cada vez se escucha más o se leen más artículos que dicen algo así: “Formas en las que whatsapp afecta tu relación” o “Facebook culpable de varios divorcios” y algo hay de eso, sin embargo; aquí habría que aclarar que las grandes culpables o responsables no son las redes sociales, es la persona que las usa.

La persona es quien hace uso de las redes, y es su responsabilidad el cómo las utilice. Cada persona le imprime su esencia, quien padece de celos en la vida no digital, los padecerá con o sin redes, quien acostumbra a mentir, mentirá con o sin redes. La diferencia es que las redes manifiestan más lo que uno es.

Las redes sociales y la tecnología han cambiado la forma de relacionarnos, esto es una verdad y un hecho, no hay marcha atrás, ¿Cuántas veces no se ha mal interpretado un mensaje de texto? Y es que en realidad el 92% de nuestra comunicación es no verbal, sino corporal, quiere decir que, a través de los celulares, tablets y apps sólo con comunicamos con un 8%, de ahí la necesidad de emoticones que ayudan un poco a transmitir las emociones y mejorar en algo la comunicación.

Ahora bien, los mensajes de texto, las redes sociales, son útiles y es muy agradable poder estar en contacto con quien se encuentra lejos, o charlar un poco con los cercanos. Sin embargo, cada vez se observa más un fenómeno: personas en una misma mesa, en un mismo sofá sin interactuar entre ellos, sino con quien se encuentra ausente ¿Estamos supliendo el contacto tangible y físico con la otra persona por preferir el virtual?

Esto ha ido creando personas cada vez más solitarias, que van perdiendo esa capacidad de tener intimidad con la otra, considerando que intimidad no es sólo el aspecto sexual, si no esa capacidad de involucrarse con el otro, de abrirse. Padres/madres inmersas en el celular sin emitir una palabra con sus hijos/as y viceversa, y recordemos que no se puede pedir algo que la misma persona no hace en sí misma, hay que tener congruencia. Empezar por la misma persona y poner el ejemplo.

¿Es esta nueva forma de comunicarse la culpable de esto? Muchas personas aseguran que así es, se señal y sataniza al internet, al teléfono, a las redes, olvidando que no son entidades sino instrumentos. ¿Es culpable el cuchillo por los asesinatos o personas heridas? ¿Es responsable por una cebolla bien picada, por un corte bien hecho? El cuchillo como las redes son sólo herramientas e instrumentos, el uso que s eles da, la forma en que se les cuida para aprovechar su utilidad depende enteramente de la persona que les usa.

También se ha creído que lo que sucede virtualmente no es real, que se puede hacer y deshacer y no pasa nada, no obstante, algo virtual es real si lo es en sus consecuencias. Por ello se dice: “Si no deseas que algo se sepa, no lo hagas y mucho menos lo publiques.”

Las redes sociales, internet y la tecnología no son un enemigo sino un aliado si se aprenden a usarla como lo que son; una herramienta, no un suplemento de las relaciones humanas, ni de la carencia afectiva, ni la compañía que necesitamos. Integrarlas a nuestra vida diaria, de una forma en que no se dependa de la tecnología, sino que ésta sea de ayuda, de apoyo. ¿Y a ti, cómo han modificado las redes sociales tu forma de convivir?

Si se cree que por naturaleza tendemos a dejarnos llevar por lo virtual, a sumergirnos y abstraernos de lo presente, seamos rebeldes, elijamos ir contranatura.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios

4 COMENTARIOS

Comments are closed.