A ti mi Dios

109

Rocío Martínez Preciado

A ti que eres el único en el mundo que me da razones para llegar siempre hasta el fondo, en cada aliento, cuando te veo en un día lleno de palabras y sin que me digas nada, todo se hace  claro.

A ti que me encontraste con los puños cerrados entre la espada y pared defendiéndome, cabizbaja en fila con los desilusionados, me tomaste entre tus manos, levantándome hacia ti. Ahora te canto, ya que no tengo nada que sea suficiente, toma mi tiempo y haz magia para que en un sólo salto flotemos en el aire como un delta.

A ti que eres, simplemente la esencia de mis sueños, la esencia de mis días.

A ti que eres mi amor más grande, a ti que hiciste de mi vida algo mucho mejor.

A ti que das sentido al tiempo sin mensurarlo.

A ti  que eres mi amor, mi más grande amor.

A ti que me viste llorando teniéndote en mi mano.

Eres tan frágil de lastimar, eres presionado, y aún así un tiempo después, te he visto con la fuerza de un aeroplano tomarla entre tus manos y ponerlo a salvo.

A ti que pintas en mis sueños tantas aventuras.

A ti que crees en el coraje, en el miedo también.

A ti que eres lo mejor que me ha pasado.

A ti que cambias día a día y nunca dejas de ser.

A ti que eres, que simplemente eres la esencia de mis sueños, la esencia de mis días a ti que eres, ¡Simplemente eres!, a ti que no te gusta, me dices, eres una maravilla.

Que la fuerza de la naturaleza te encuentre en ti.

El único amor que quisiera si no estuvieras conmigo, eres la roca, eres la planta, eres un tornado.

El horizonte que me encuentra cuando estoy lejano.

A ti que has hecho mi vida inmensamente bella, y que conviertes la fatiga en un placer.

A ti que eres mi amor más grande.

A ti que hiciste de mi vida algo mucho mejor.

A ti que das sentido al tiempo sin mezclarlo.

A ti que eres, que simplemente eres, la esencia de mis sueños, la esencia de mi vida, mi más grande amor.

Dios mío, mi gran amor, a ti te quiero decir, eres mi gran razón.

Estoy feliz por estar hoy aquí: Manzanillo, llegue con un nuevo plan de amor de Los Planes de Alonso, siete niños, Edwing de 7 años que padece de leucemia; Julián de 6 años con parálisis cerebral; Tere de 7 años con sordera profunda; Emiliano de 11 años con leucemia; Rocío de 8 años con leucemia; Ángel de 8 años con leucemia; Leo de 4 años con leucemia, todos acompañados con sus mamis. Ellas son una hoguera de amor que están al pendiente de encender el fuego, en cada momento, a sus niños al abrazarlos y cuidarlos, a sus tesoros.

Viene en el viaje también Victoria, una señora valiente, que padece de cáncer de seno y cuya armadura es su sonrisa que desafía toda tristeza que pudiera lastimarla.

¡A ti Dios mío, mi Dios que tanto amo, ¿Cómo no estar enamorada de ti?, si a cada paso que doy en mi vida, así sea que me caiga, me rompa o lastime, te encargas de inmediato de demostrarme tu amor incondicional, por ejemplo, en cada preocupación o desafío en mi lucha por  traer a mis niños a la playa y cambiarles su mundo de hospital, en esos días de placer e idas de cansancio, -pues no lo niego debido a la epilepsia que tengo-, tú, tú precioso mío me envías ángeles radiantes haciéndome saber y sentir que también existen en la tierra.

Felipe Luna, presidente de los hoteleros de Manzanillo es uno de ellos, estoy segura que tú lo enviaste, con ese gran corazón que le formaste, para que me abriera las puertas de su hotel y donde ahora, en estos momentos, desde nuestra llegada, nos ha tratado con una calidad bella, el hotel es hermoso, ubicado a la orilla de playa; mi grupo de niños y madres se encuentran entusiasmados contemplado los barcos en el mar, disfrutando las albercas, olvidando ese despertar a veces en el hospital, a ti  mi gran amor, gracias por permitirme entrar de nuevo en este hermoso puerto, soy bendecida por tus ángeles que abrazan esta misión de Los Planes de Alonso, y se unen a fortalecerme para poder cumplir con esos planes de amor.

A ti mi señor Jesús, mis ojos se nublan de emoción, otro reto cumplido, pero no por mí,  sino por todos los que tomaste entre tus manos para formar una hoguera de amor para estos siete niños, sus madres y Victoria.

Te amo y una vez más me lleno de esa paz que produce tu amor.

Dios por delante.

Rocío Martínez Preciado.

Presidenta

Los Planes de Alonso.

Cel. 4626058359

Correo: [email protected]

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios