Doctorados Honoris Causa “Patito”, una nueva forma de estafa

27
Doctorados Honoria Causa “Patito”, una nueva forma de estafa
Doctorados Honoria Causa “Patito”, una nueva forma de estafa

Playa del Carmen, Mx.- Desde Laura Bozzo hasta Roberto Palazuelos, instituciones con poca reputación han descubierto un lucrativo negocio: vender Doctorados Honoris Causa lo mismo a celebridades, que a políticos o periodistas con poca credibilidad.

Lee: ¡Roberto Palazuelos recibe Doctorado Honoris Causa!

Es tan irrisorio el actuar de estos organismos que raya en lo ridículo. ¿Qué méritos tiene Carlos Trejo para ser condecorado así? Tal vez cazar fantasmas…

Organizaciones aprovechan congresos y universidades de prestigio para entregar sus galardones y confundir a la opinión pública. Nunca antes en el país, recibir un “Doctor Honoris Causa”  había estado tan devaluado. Y es que en México existen instituciones, no necesariamente educativas, que  tienen como modus vivendi, el otorgamiento de estos reconocimientos pues los costos para “tener el honor” de recibir uno fluctúan entre los $40 mil a $100 mil pesos… 

Instituciones que venden los Honoris Causa:

1. Fundación Honoris Causa A.C. 

Esta organización ni siquiera es una universidad. Al entregar un Doctorado Honoris Causa, no argumentan los motivos. Entre los “galardonados” está el dueño de los mazapanes La Rosa, Enrique Michel Velasco.

2. Instituto Mexicano de Excelencia (IMELE) 

El IMELE ha entregado Doctorados Honoris Causa al por mayor, con dudosos parámetros de selección de sus laureados, tal es el caso de Carlos Trejo, Carlos Villagrán, KikoAna Gabriela GuevaraCoque MuñízLaureano BrizuelaRosa Gloria Chagoyán, Lola la trailera; por mencionar algunos. Destaca el expresidiario Greg Sánchez, quien recibió el suyo también.

Además los integrantes de la IMELE, se han dado, entre ellos  y ellas, Doctorados Honoris Causa como si repartieran tarjetas de presentación, tal como lo demuestra la siguiente imagen tomada de su página web:

3. La asociación denominada Claustro Académico Universitario y Centro Universitario Inglés

Si el Centro Universitario Inglés (universidad privada del estado de Quintana Roo) tenía algún prestigio, lo perdió por completo al entregarle el Doctorado Honoris Causa en conjunto con el Claustro Académico (organización de la que no hay registro en internet) a Laura Bozzo. No es broma.

4. Instituto Americano Cultural 

Esta universidad ha dado, desde hace algunos años, doctorados Honoris Causa casi de forma masiva. Su estrategia es entregarlos, no en sus instalaciones, sino en salas alternas de la UNAM e incluso una vez le prestaron las instalaciones del Congreso de la Unión. El diseñador Mitzi y la actriz Geraldine Bazan, son solo algunos de sus laureados más controvertidos.

¿Y por qué no? Hasta nuestro Diamante Negro, Roberto Palazuelos recibió uno de parte del Colegio Internacional de Profesionistas, por su labor como promotor de las riquezas de México a través de su reality, donde presume su ostentosa vida.

El prestigio de un doctorado Honoris Causa

Un Doctorado Honoris Causa es una distinción seria, la institución que lo otorga debe ser una universidad con prestigio académico como la UNAM que lo entrega a  personalidades nacionales y del extranjero por sus “méritos excepcionales” en áreas como pedagogía, artes, letras y ciencias, así como la Universidad Veracruzana, que lo ha dado a “académicos imprescindibles” como Mauricio Beuchot, José Ramón Cossío, Ricardo Guerrero y Bernard Lahire.

Otorgan Doctorado Honoris Causa a académicos imprescindibles
Otorgan Doctorado Honoris Causa a académicos imprescindibles

Inclusive la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión es rigurosa al entregar estos títulos, entre quienes lo han recibido está Leticia Elvira Gutiérrez Torres, egresada de la carrera de ingeniería industrial y catedrática del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez (ITCJ) del Tecnológico Nacional de México (TecNM), por su labor social en Ciudad Juárez, calificada como la ciudad más insegura del mundo.

Si bien es cierto que los Doctorados Honoris Causa no tienen validez oficial, por ser un reconocimiento simbólico y que muchos consideran tener una laguna jurídica, son las instituciones académicas las que eligen a las personalidades que serán merecedoras a esta distinción.

Se otorga como un honor, para reconocer el mérito y la valía de una persona.  No es un título académico. 

Este título honorífico lo da una universidad, asociaciones profesionales, academias o colegios a personas eminentes. Se otorga principalmente a personajes que han destacado en ciertos ámbitos profesionales y que no son necesariamente licenciados en una determinada carrera, o que hayan realizado alguna obra excepcional y reconocida en los campos de la educación, cultura y ciencias, no en los espectáculos.

Cada institución define sus lineamientos para entregarlo, el de la UNAM, máxima casa de estudios del país es el siguiente:

REGLAMENTO PARA EL OTORGAMIENTO DEL GRADO DE DOCTOR HONORIS

ARTÍCULO PRIMERO.- El Rector de la Universidad es el único facultado para proponer al
Consejo Universitario el otorgamiento del doctorado Honoris Causa.
ARTÍCULO SEGUNDO.- Las candidaturas para el grado de Doctor Honoris Causa podrán
ser propuestas al Rector por los institutos o por las facultades y escuelas de la
Universidad, previa aprobación de los consejos técnicos respectivos.
ARTÍCULO TERCERO.- Antes de someter una candidatura a la consideración del Consejo
Universitario, el Rector deberá pedir un dictamen al Consejo de Humanidades o al de
Ciencias, según el caso de que se trate.
ARTÍCULO CUARTO.- El grado se otorgará sin distinción de nacionalidades, a personas
que hayan realizado una obra excepcional, públicamente reconocida, en los campos de
la educación, la ciencia o la cultura. Tratándose de candidatos de iguales merecimientos
se deberá preferir a aquellos que hayan llevado a cabo una obra que tenga relacióºn con
México o que hayan influido en el desarrollo cultural o científico de nuestro país.