Un producto de origen chino ha comenzado a invadir los mercados mundiales, lo que ha afectado a muchos apicultores mayas, tanto de Yucatán como de Quintana Roo y Campeche. Y es que este producto se oferta como miel pero no es tal.

Se elabora con jarabe de arroz y alta fructosa. El riesgo además es que esto podría acelerar la desaparición de las abejas, que como ya se ha dicho, es un tema vital en cuanto al medio ambiente, pues sin abejas no hay polinización de flores y otros fenómenos necesarios para mantener el equilibrio ecológico.

Este problema se suma a otros que padecen los apicultores como la deforestación, la siembre de transgénicos, y la fumigación con pesticidas altamente tóxicos, tal como señala el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS).

“Tenemos un grave problema en la actualidad. Los chinos están vendiendo un jarabe, hecho a base de arroz, con alta fructuosa, que hacen pasar como miel”, dice Anastacio Oliveros presidente de la Unión de Sociedades Apícolas Ecológicas de Calakmul en entrevista.

Propone incluso que el gobierno mexicano presente una queja ante la Organización Mundial de Comercio o ante la Unión Europea, pues esto es una práctica desleal que además provoca afectaciones económicas a ellos como apicultores y engaña a los consumidores.

Y es que además hay que recordar todos los procesos a los que se someten los apicultores para certificar que su producto es orgánico y que cumple con todo lo que requieren mercados como el europeo para comercialziar sus productos. Lo que probablemente no están haciendo los chinos al vender un producto que no es miel.

Otros apicultores como Marco Antonio Cupul, de Dzonot Carretero, municipio de Tizimín, Yucatán, dice que se necesita valorar el trabajo del pequeño productor de miel orgánica, “garantizar su inocuidad, que los apiarios no estén cerca de potreros, granjas o basureros; que se ayude en la comercialización, que se detenga la deforestación y el uso de plaguicidas”.

Mientras que Miguel Ángel Munguía, socio de la cooperativa Educe, plantea promover el consumo nacional, introducir la miel en la canasta básica y compras públicas para surtir a organismos como el DIF o Diconsa, propuestas que también fueron presentadas al gobierno.

Te puede interesar: https://quintafuerza.mx/quintana-roo/jose-maria-morelos/asegura-apicultor-tener-la-cura-para-el-cancer/

Por si fuera poco los apicultores mayas también han sufrido la muerte de sus abejas, tal como ha ocurrido en localidades de José María Morelos, Quintana Roo.

En suma, los apicultores mayas de Campeche, Yucatán y Quintana Roo piden más apoyo, para combatir la miel falsa, para que se cuide a los apiarios y a las abejas, que se evite sembrar y fumigar cerca de ellas y sobre todo, que les den apoyos para que puedan comercializar más y mejor su miel orgánica de alta calidad.

Con información de La Coperacha.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios