Se acerca la fase 3 por Covid-19; ¿qué implica para México y Quintana Roo?

Las autoridades federales han dado a conocer que la fase 3 del Covid-19 está por llegar a México. Comenzará de dos a tres semanas y se prolongaría al menos durante mayo. Pero la duda surge en casi todos los mexicanos y quintanarrroenses: ¿Qué implica esta nueva fase?

Durante esta etapa los casos se comenzarán a dar por miles y es posible que las muertes también aumenten. Lo que busca el gobierno federal es que las medidas de la Jornada Nacional de Sana Distancia permitan retrasar el disparo de contagios y decesos.

Sin embargo, como bien apuntan las autoridades de Salud, aún es pronto para saber si estas medidas preventivas darán resultado.

Lo más importante cuando se active la Fase 3 por el Covid-19, ha explicado el subsecretario Hugo López-Gatell, será la ocupación hospitalaria y poder tener suficiente espacio, camas, personas, ventiladores y monitores para atender a los enfermos. Lo que no quieren es que colapse la infraestructura del sector salud con un gran número de pacientes hospitalizados.

Por ello, lo que veremos durante la Fase 3 será una reconvención hospitalaria. “Muy probablemente habrá hospitales de campaña, estoy hablando de camas en el estacionamiento del hospital, obviamente con todas las garantías de seguridad, en un operativo bien planeado”, señaló el funcionario federal. Sin embargo, esto no debe sorprender a la ciudadanía, pues es parte de la planeación que se contempla para hacer frente a esta pandemia.

Además se prevé que se prolonguen las medidas que se han establecido en las Fases 1 y 2, es decir, la suspensión de actividades, el cierre de establecimientos, el llamado a permanecer en los domicilios y mantener la sana distancia. El problema y lo que preocupa a muchos, como en Quintana Roo, donde la industria turística, principal fuente de ingresos del estado prácticamente se ha ido a ceros, es que esta suspensión de actividades afecte aún más la economía de los empresarios y de la familias de los trabajadores.

LA ECONOMÍA

Junto con la salud el tema que preocupa a la gente es ¿qué va a pasar con los negocios, las empresas y los empleos? El confinamiento ha obligado a parar a prácticamente toda empresa o negocio. Ya poníamos el ejemplo de Quintana Roo, donde hay municipios como Isla Mujeres que ya han llegado a tener cero por ciento de ocupación pues todos sus hoteles han cerrado debido a la falta de huéspedes.

Y si bien algunos empresarios hacen esfuerzos para mantener el sueldo de sus empleados hay otros que no pueden hacerlo. Y el problema puede agravarse, pues este paro podreía dejar sin liquidez a las emnpresas. A algunas incluso las pondría al borde de la quiebra o de la desaparición.

Por ello, y ante una posible extensión de la cuarentena, los empresarios y pequeños comerciantes deben tener en cuenta algún tipo de plan de contingencia para hacer frente a esta situación.

Las dificultades son muchas para diversos sectores, como el turístico, dado que por la cancelación de las vacaciones de Semana Santa hay quienes plantean que perdieron hasta el 40 por ciento de sus ingresos anuales, pues es sin duda la mejor época del año para la industria sin chimeneas.

Te puede interesar: ¿Qué significa para México estar en fase 2 por coronavirus?

Por ello diversas cámaras empresariales y grupos de micros, pequeños y medianos empresarios ya se han organizado y han solicitado apoyos a los diferentes niveles de gobierno, pues anticipan que si la situación continúa así, ellos no podrán sostener a sus empleados ni a sus negocios abiertos durante los próximos meses.

Por ello se reitera que para evitar que se disparen los contagios y colapse el sistema de salud la gente no salga, aunque a la vez esta decisión va a afectar en lo económico, pues se prolongaría el encierro. Esta es la disyuntiva en la que vive México: no salir implicará que el golpe a la economía sea mayor, pero al parecer es la única opción para evitar más contagios.

3 COMENTARIOS

Comments are closed.