Muere por Covid, doctor que se hizo famoso por decir que vacunas eran innecesarias

Un doctor que se hiciera famoso por decir que no era necesaria la vacuna contra el Covid-19 ha perdido la vida. Conoce el caso
Un doctor que se hiciera famoso por decir que no era necesaria la vacuna contra el Covid-19 ha perdido la vida. Conoce el caso

Un doctor que se hiciera famoso por decir que las vacunas no eran tan necesarias murió a causa del Covid-19. Se trata del doctor Stephen Karanja, médico obstetra, ginecólogo y que además era el presidente de la Asociación de Médicos Católicos de Kenia.

Como ya se señalaba, este doctor africano se volvió popular luego que asegurara que la vacuna contra el coronavirus no era necesaria. Y ahora, tras haberse contagiado de Covid-19 y haber fallecido a causa del virus, se demuestra que sí estaba en el error.

Por si fuera poco, el médico Karanja no solo estaba en contra de las vacunas, sino que promovía los métodos alternativos y polémicos como el uso de la hidroxicloroquina, la ivermectina y la inhalación de vapor para combatir la enfermedad.

Pero no solo se opinía a la vacuna contra el Covid-19. El médico de igual forma se opuso a la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) y contra el tétanos.

Stephen Karanja falleció el pasado jueves, una semana después de ser ingresado al hospital por complicaciones derivadas de la infección ocasionada por el coronavirus.

“Hay medicamentos que han sido reutilizados y utilizados de manera efectiva para tratar la Covid-19 (…) también sabemos que la vacunación para esta enfermedad es totalmente innecesaria, lo que hace que la motivación sea sospechosa”, escribió el médico keniano en una carta fechada el pasado 3 de marzo, según da cuenta una nota de la BBC en la que se habló del fallecimiento.

Te puede interesar: Familia golpea a una doctora, solo les pidió que usaran cubrebocas

“Aconsejamos que una vacuna contra la Covid-19 es innecesaria y no debe administrarse. Hacemos un llamado a toda la gente de Kenia para que eviten tomarla”, remarcaba en el mismo documento.

Hoy ya no está para ver su error, pero el caso de este doctor confirma que tal como a otros antivacunas, sus creencias les han costado caro, pues muchos han llegado a perder la vida. Por eso la recomendación es que todos nos vacunemos cuando nos toque.