Cancún.- Las autoridades municipales han gastado casi 15 millones de pesos en el supuesto mejoramiento del Parque Urbano Kabah aunque en realidad las intervenciones no han reflejado los cambios esperados.

Este parque cuenta con más de 40 hectáreas catalogadas como Área Natural Protegida, la cual ha sido intervenido un par de veces durante las gestiones del ex alcalde Remberto Estrada en 2017 y la actual presidenta Mara Lezama Espinosa.

Al verde ecologista le fue asignado un fondo de inversión federal de ocho millones 779 mil pesos y dejó “pendientes de aclaración” más de seis millones.

Los dos millones 633 mil pesos restantes no fueron amortizados y son objeto de siete observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), número 001/CP/2017, cuyo tema pendiente trata de solventar el actual gobierno morenista.

Asimismo la fiscalización 1279-DS-GF de la revisión de la Cuenta Pública 2017, informa que en total 8.7 millones de pesos se habrían invertido en la instalación de alumbrado público, remodelación del área de baños, andador y la red de agua potable, así como en la colocación de tomas de agua purificada, pero los trabajos no se concretaron.

Un par de meses antes de concluir el anterior gobierno municipal, en el año 2018, los bebederos y al menos tres sanitarios fueron entregados sin funcionar. A un año, la misma situación persiste y se observan avisos de áreas “en mantenimiento”.

La intervención económica del Parque se licitó el 14 de mayo pasado, para la construcción de zonas peatonales que consta de guarniciones y banquetas de las avenidas Kabah, Del Bosque y Nichupté  en el perímetro exterior.

Con información de lucesdelsiglo.com

DEJA UN COMENTARIO

comentarios