El empresario Salinas Pliego preguntó en su cuenta de Twitter cuál era el plan a futuro, si mexicanos iban a esperar a que haya una vacuna o a que el gobierno diga que se puede salir.

El empresario mexicano Ricardo Salinas Pliego, uno de los hombres más ricos del país, de nueva cuenta cuestionó las medidas sanitarias que ha tomado el gobierno de AMLO para tratar de contener la pandemia de Covid-19.

Así cuestionó Salinas Pliego a mexicanos ‘¿Seguirán encerrados hasta que se desapendejen y decidan salir a vivir?’, frase que causó polémica en redes.

Y es que desde que inició la cuarentena criticó las medidas de aislamiento que tomó el gobierno federal, por lo que en redes sociales criticaron sus cuestionamientos por exponer a sus trabajadores y deber millones en impuesto.

A través de su cuenta de Twitter, el magnate escribió: “Dado que el virus no se va a extinguir por si solo y que seguirá expandiendo su presencia en tanto haya seres humanos que lo reciban y por lo tanto se multiplique¿Cuál es su plan a futuro?”.

Enseguida enlistó varias preguntas, de las cuales ésta generó polémica: “¿O quedarse encerrados hasta que un buen día se desapendejen y decidan salir a vivir la vida con todo y sus riesgos?”.

Cabe señalar que Salinas Pliego ha criticado desde el inicio de la cuarentena las medidas tomadas por el gobierno, pues acusó que la economía se paralizaría. Debido a esto, mantuvo en operaciones todas sus tiendas de Grupo Elektra bajo el argumento de que ofrecían equipos electrónicas de primera necesidad, como hornos de microondas, refrigeradores o computadoras.

No sería la primera vez que Salinas Pliego y sus empresas han hecho antes varios llamados al desacato de las medidas de las autoridades de salud para reducir los riesgos de contagio de Covid-19.

También te puede interesar: Javier Alatorre hace un llamado a no hacer caso a López Gatell; le ‘llueven’ críticas

Al respecto, usuarios criticaron al empresario pues le recordaron que sus empresas deben millones de pesos en impuestos, además de que sigue exponiendo a sus trabajadores a contagiarse.