Columnista Gibrán Ramírez pide eliminar estación de Tren Maya en Bacalar

Cancún.- El columnista y académico Gibrán Ramírez Reyes se pronunció en contra de la construcción de una estación del Tren Maya en Bacalar, por el riesgo ecológico, pidiendo en su lugar que se considere lugares olvidados, como Nicolás Bravo o Limones.

En una videocolumna para el periódico Milenio, el escritor, abiertamente pro Morena, indicó que en cuanto al Tren Maya hay muchas posturas, a favor o en contra, que ya están “prefabricadas”, pero en lugar debiera analizarse a detalle cómo se realizará, para evitar que por algún “detalle que esté mal” se desvirtúe el proyecto.

En su opinión, Bacalar no resiste más desarrollo, pero los ejidatarios, que aclaró “no son campesinos”, están dispuestos a entregar varias hectáreas a cambio de que estos terrenos sean detonados, inmobiliariamente.

“De por sí, ya hay desorden y un crecimiento urbano sin el mínimo cuidado, con este desarrollo acabaríamos con la laguna”, aseveró.

Por las condiciones del suelo (poroso) la laguna de los Siete Colores quedaría inservible, con aguas negras, en menos de 10 años, afirmó.

“Los únicos que quieren que se desarrolle son empresarios voraces que ven sus ganancias de mañana, pero no les interesan la comunidad ni las siguientes generaciones”, añadió en su videoconferencia.

Como alternativa, propuso a Nicolás Bravo, que tiene mano de obra suficiente para los talleres del Tren Maya, con sitios arqueológicos cercanos, su propia laguna y un suelo que permite desarrollar sin costos ecológicos.

También mencionó a Limones, cuya juventud es marginada, sin más opciones que engrosar las filas de la delincuencia.

También te puede interesar: Bacalar en peligro por “sobrepoblación” turística

“Si se hace la estación en Bacalar, se matará la laguna”, concluyó.

Más noticias de Quintana Roo