Cancún.— Socios conductores de Uber en Cancún informaron esta mañana que continúan siendo víctimas de abusos, principalmente del Instituto de Movilidad de Quintana Roo (Imoveqroo), que no respeta el amparo que otorgó un juez federal para que los asociados a la plataforma puedan laborar.

Eric, Yunué, Águeda, Carlos e Israel apuntaron que trabajan con un amparo que les permitió reanudar actividades hace cuatro meses y no se ha querido respetar. “Primero fuimos víctimas de abusos de Tránsito y luego del Instituto de Movilidad”, apuntaron.

Asimismo, denunciaron que en los “operativos” para “cazar” a los automóviles de la plataforma, los inspectores del Imoveqroo se han acompañar por dos vehículos sin placas y con cristales polarizados en lo que viajan sujetos que, al menos en un caso, golpearon “brutalmente” a un joven conductor de Uber.

“Hasta ahora sólo el Instituto trabaja en sólo en nuestra contra, no revisan taxis ni al transporte público”, subrayaron. “Además, sigue contratando gente que solicita el servicio, que nos lleva hasta donde están para hacer las detenciones. Denunciamos eso y pedimos que nos dejen trabajar”.

Los denunciantes dijeron que al otorgar el amparo el juez señaló que en tanto se dicta una resolución definitiva, las cosas deben permanecer como están y, por tanto, se debe permitir que los socios de Uber trabajen, de modo que las autoridades no los deben perseguir ni quitar los autos.

“No están respetando el amparo y nuestra petición es que lo hagan”, subrayaron.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios