Un perrito inválido fue víctima de la delincuencia en Chimbote, Perú luego de que unos ladrones le quitaran su silla de ruedas, además de que lo golpearon y dejaron abandonado en medio de una plaza, hasta que una mujer lo rescató.

Rocky, como se llama la víctima, tiene las patas traseras lastimadas, por lo que utilizaba una silla de ruedas para poder moverse, hasta que se la robaron los delincuentes.

Según relata su dueña, Paola Villareal, la pesadilla comenzó cuando vio que anochecía y su perro aún no regresaba a casa, por lo que salió a buscarlo hasta encontrarlo en una plaza cercana sin poder moverse.

Tras asegurarse que Rocky estaba bien, Paola Villareal pidió que le regresaran la silla del perrito, pues él es el único que la puede utilizar debido a que está hecha a medida. Por lo que no le funcionará a ningún otro perro y tampoco será fácil que el can encuentre un aparato similar.

Rocky fue atropellado por un automovilista cerca de la universidad en la que estudia su actual dueña. Los daños fueron irreversibles y provocaron que el perro no recuperara la movilidad de las patas traseras.

También te puede interesar: Perro maltratado en Cancún genera indignación en redes sociales

Tras el accidente, Paola Villareal lo adoptó y con ayuda de animalistas y activistas, los vecinos le compraron la silla de ruedas, la cual fue robada después de un mes de haberla estrenado.

Sin embargo mañana dos de noviembre le realizarán una fiesta para recaudar fondos y así comprarle una nueva silla a Rocky.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios